Toxina Botulínica, fuente de juventud a su alcance.

Esta revolucionaria toxina (Botox, es uno de los nombres comerciales) es una proteína que bloquea temporalmente la transmisión del impulso neurológico hacia el músculo, produciendo una relajación muscular y como consecuencia una visible disminución y desaparición de las arrugas. La mejoría se ve en pocos días y puede durar hasta 4 meses. El tratamiento puede repetirse una vez que pase el efecto.