Protección de la piel, una prioridad diaria

Los rayos ultravioleta A (UVA) y B (UVB) no solo producen lesiones en nuestra piel, como el enrojecimiento y oscurecimiento de la misma, sino también pueden influir directamente en el desarrollo de cáncer de piel.

El riesgo de contraer cáncer incrementa cuando nos bronceamos, también a su vez, esta actividad acelera notablemente la aparición de los signos de envejecimiento; anulando todos los rasgos de juventud y lozanía de su piel.

Photoaging o foto-envejecimiento, es el término acuñado al envejecimiento prematuro cutáneo debido a la sobreexposición solar. El protector solar debe ser aplicado diariamente en toda la piel expuesta. (no cubierta por el vestido) Nosotros le aconsejaremos el tipo de protección que necesita de acuerdo a su condición.

 

Indicaciones generales


Se recomienda aplicar el protector solar por lo menos 30 minutos antes de exponerse al sol para que la piel lo absorba apropiadamente, y sea menos probable que al transpirar la crema se pierda, ocasionando que nuestra piel quede indefensa.

 

¿Qué debo buscar en un protector solar?