Depilación, reducción permanente del vello

El sistema de depilación IPL (luz pulsada intensa), conocido también como fotodepilación, produce la destrucción del bulbo piloso sin afectar los tejidos de la piel y reduciendo de forma permanente el crecimiento del vello.


Este tratamiento se puede aplicar en cualquier zona del cuerpo, sin importar el sexo ni la edad, sin dañar la piel ni las glándulas sebáceas ni sudoríparas. Además deja la piel tersa y rejuvenecida por el efecto estimulante de la luz sobre el colágeno.